sábado, 10 de julio de 2010

Moonshield

No tengo muchas más cosas para decir,
Sé que te quiero, pero no puedo saber cuánto,
Me gustaría luchar para tenerte, peor no sé,
No sé si vale la pena.
Sé que ya no estoy invitado a tu fiesta personal,
Imagino te desagrada cada vez más leerme,
Leer todo esto que va para ti,
Debe ser tan incómodo.
Es agradable pretendernos amigos,
Debe reconfortante reír conmigo, así como
Haciendo que la cosa ya pasó,
Haciéndonos los desentendidos.
Para mi es una lucha interna desagradable,
Saludarte de vez en cuando y besarte la mejilla,
Conteniendo las ganas de tomarte a la fuerza
Y volcarte la cara a mi lado preferido.
Invento juegos para distraerme y dejarte salva;
Te cuento lunares y en la mitad me pierdo,
Te miro las manos y me veo entre ellas,
Busco tus ojos y me ilusiono
Con la idea de que tú buscas los míos también.
Te escucho fugarte en un respiro,
Te veo atrevida entre sorbos de cerveza,
Te palpo tibia en una noche fría,
Soy yo escondido aquí a tu lado,
Soy yo aquí apoyado en tus cabellos,
Intentando dormir, intentando darte lo mejor
Que puede dar un hombre que quiere.

¿Estoy yo enamorado?
Si yo no creo en esa mentira,
Yo describiría el sentimiento cual engaño,
Del hombre apasionado en un intento
Por justificar y racionalizar el instinto,
Que nos lleva a la cama, que nos lleva a gritar,
Que nos lleva a decir; “yo te amo”
Es el instinto que nos lleva a un desenfreno,
Que nos quiere tirar las respuestas al olvido,
Mas cuando al fin todo se da por concluido,
Vienen los llantos, viene la soledad
Vestida de desesperación;
Es cuando contra la almohada sollozamos
Y nos decimos con fuerza y amargura:
“ese que pasó se llamaba amor”
Esa que pasó como una tempestad
Se llamaba Tú,
Viviste entre la lluvia y con un sonido de rocas
Cayendo del cielo,
Esa que pasó era una borrasca,
Y no era su culpa no darse cuenta
De quien se empapaba con ella,
La belleza de las tormentas
Se justifica en que vienen y se van,
Las nubes nunca vuelven los ojos hacia atrás.

Dicen que no me crees una palabra,
Es mejor así, es mejor así,
Como te lo juro que es verdad.
Nunca oses darme la oportunidad
De decirme a mi mismo que esto
Sentido es algo cierto.
Será mi escudo lunar,
Reflejado sobre las turbias aguas,
Será mi seguro de la dignidad,
Compartir contigo la opinión
De que todo es mentira, todo falsedad.
Y no tengo otra cosa para darte;
Veinte canciones mal hechas,
Sesenta páginas de sentimiento burdo,
Besos esperando ser descubiertos
Y una caricia nocturna que quiere florecer.
Te Tengo lo mejor de una promesa,
Donde yo sigo creyendo de esto una mentira,
Sigo desconfiando de mí
Y así nunca he de turbarte con palabras ni confesiones,
Aburridas declamaciones de una ilusión aquí en mi mente,
Es el instinto animal maquillado por la razón
Que quiere justificar tantas alabanzas,
Para obtener de ti gritos en una cama.

Te declaro la elegida por mi instinto,
Te declaro la destinataria de mis engaños,
Te declamo estas frases de anticonquista.
El acantilado infranqueable
Porque puedes ver tan bien en mí,
Y yo me escondo en mi escudo lunar,
Reflejado en aguas turbias de un parque abandonado
.

1 comentario:

Cony Porter ♣ dijo...

lo que hay que mamarse cuando en un intento posible sale todo lo contrario.
Besito