jueves, 31 de marzo de 2011

Me gustaría arrastrarte
Al último rincón donde los silencios colinden,
A un centeno formando la corona de un risco,
coloreado de
rojo y amarillo por el atardecer
y por mi sonrisa incontrolada
por nuestra afortunada soledad.
Unos vientos sutiles serían la caricia
que apacigüe cada uno de mis miedos,
porque el peor de todos sería
perderme en el olvido de la inacción

Tengo manos perezosas para acariciarte
cuan cántaro de greda,
tengo un aliento sediento para deshacerte
y darte la forma que te sueño,
Tengo las ansias de hacerme tu hombre
y en ti plantar mi pasión,
Pero no tengo la presteza del sol aullando
en nuestra colina del silencio,
no tengo el ímpetu de una tormenta de luz
para completar de lleno tu belleza

Que es la más sincera que he conocido.

Deja que te abrace una última vez al abrigo
de estas sombras que danzan,
de estás sombras de espigas que a la luna
sueñan acariciar, así como yo a tu garganta;
Deja que cuando el día muera sobre nosotros
tenga la última oportunidad de vencer o perder
entre tus brazos mi ilusión…

Así tengas la oportunidad de llamarme
tu amigo o tu hombre

Al menos por una noche.

2 comentarios:

Ophélie Amatista García dijo...

tá bueno :)
me gusta sobretodo como comienza... y el final es super rawr xd
jaja
saludos!

Ophélie Amatista García dijo...

heey, que bello es el blog en general, y la música me agradó bastante.
Reconozco a Valeria en el fondo del blog x) muymuy bonito.


:)