domingo, 12 de octubre de 2008

La luna en tus labios

El asiento junto a mi esta vacío,
Espero por ti y lo sabes
Que si he de esperarte en vela toda la noche lo haré.

Tus conversaciones van y vienen
De puesto en puesto…
Es que el transporte es amplio
Y somos pocos los que partimos,
Afortunados volvimos todos.

Quizás temes,
Tal vez creas que algo pretendo,
Quizás confundes todo
Debo asegurarte que sólo te quiero a mi lado.

Debo prometerte que no sería capaz de atreverme,
Atreverme a acercarme y…
Osar intentarlo,
Mirarte y acercarme,
Intentar ser valiente contra toda reacción tuya,
Si todos saben que quiero
Algún día debo pretender que tú también quieres,
Algún día me acercaré y lo haré.

Pero ese día no será esta noche,
Como ya te he dicho
Sólo te quiero a mi lado…

---- ----

Veo que llegas,
Algo impaciente e intranquila,
Has discutido todo el día y yo solo quiero traerte paz.
Te acurrucas en tu puesto,
Me acerco, ¡Sí me acerqué!
Mas solo abracé y hablé,
Hablamos de todo y nada,
Tenías tu pensamiento en (Y)
Y yo en ti.

Debo confesar que si he de escoger
El mejor momento del viaje
Fue ese en que te abracé,
Fue ese donde dormías junto a mí,
Porque todo estuvo en calma.
La noche estaba eterna y oscura,
El paisaje nos llamaba
Pero ni las estrellas ni la luna saludaron
Para mi mal augurio,
Que decía no intentes nada.

Luego te separaste,
Hubo una detención maldita que siempre odiaré
Pues en la noche ya nunca más nos juntamos.
Pero al retomar el viaje dormiste de lado,
De lado hacia mí,
Y yo estuve horas viendo tu rostro,
La luna esa que tanto llamé apareció
Y daba con su claro en tus labios,
Estuve tan cerca, pero más que por miedo…
Fue por respeto,
Fue por pensar que sería más lindo para mí escribirlo
Y para ti leerlo de esta forma…

Que la luna dio en tus labios pero no te besé,
Quizás para otro viaje,
En alguna otra oportunidad,
Y si no tengo otra
Siempre recordaré las 3 am,
Tú y yo en la carretera
Y el beso que nuca fue.

1 comentario:

Analfabetagamma dijo...

A todos les ha pasado, lamentablemente y también afortunadamente, porque los besos que no fueron son el color blanco que se extigue en una pagina atacada por las llamas de lo que no fue.