domingo, 7 de noviembre de 2010

A-C

En sueños quise ser tu celador,
Mundo que no domine
La blanca tempestad de tu estertor,
La lujuria y el trueno arrullador.

¿Fuiste siempre como el rosa amanecer?
¿Una colosal pena
Con glorias de estrellas desvanecer?
Haciendo a la luna desfallecer.

Te vistes con galas de alba beatitud,
¿Del crepúsculo eres origen?
Consumes la agonía de toda latitud,
Día que huye con sus matices.

Te han de llamar faro estelar feroz,
Los barcos que te besen
Son los hombres que han perdido su voz,
Encallando en la miseria del adiós.

Hija de la luz boreal en plenitud,
Aunque tus besos muden
¿Llegarás en nuevo día como alud?
Bestial, deseada, gélida ataúd.

Te vistes con galas de alba beatitud,
¿Del crepúsculo eres origen?
Consumes la agonía de toda latitud,
Día que huye con sus matices.

1 comentario:

Valerie in Wonderland dijo...

EL primero y el cuarto... me han gustado realmente mucho, mucho.
No me preguntes por el resto, ando falta del hilo que une las ideas.


Te quiero Kevinsin