lunes, 8 de junio de 2009

Something Wild (algo salvaje)

Antes que todo una pequeña aclaración; No me gusta escribir ni leer poemas o cuentos corta vena, o sea, donde corre la sangre, suicidios, muertes y el cielo es negro. Me carga la gente que escribe así y de hecho, creo los llegó a detestar. Pero esta vez hago una excepción, explico…
Children Of Bodoom es una de mis bandas preferidas y estoy muy feliz porque vienen a Chile, me introdujeron en el metal y es la banda de la que me sé más temas en teclado y piano (unos 30), y es la única banda que permito me venga a hablar del fin del mundo, cortarse las venas y que todo está negro, porque lo hacen con estilo, como verdadera poesía y no como un cliché.
Por eso he decidido hacer un poema por cada disco que tengan y mostrarlos aquí. Cada disco es un color, una historia, un sufrimiento diferente cantado como una elegía. No cliché de adolescente suicida que quiere dar pena. Nada de eso.
Este es el primer disco “algo salvaje”, color rojo, 7 canciones.

1 dead night warrior
2 in the shadow
3 red Light in my eyes part I
4 red Light in my eyes part II
5 Lake bodom
6 THE NAIL
7 touch like an angel of death.


Cómo un canto de dolor
Podría despertar tu interior,
Mostrarte un camino desierto
Hacia un destino incierto.
Dos o tres árboles pereciendo
Y una mano de greda extendiendo
Los cinco caminos de tu final,
Un instinto en tu interior animal.

Me sentaba entre las sombras a llorar,
Si era un solitario guerrero
Con una incapacidad de amar,
Forjando mi resentimiento como herrero,
Que no ve la luz al final del túnel.

Y eran siete gritos en las sombras,
Resonantes por un viejo órgano de metal
Que soplaban pesadillas y sobras,
Todas muy fuertes y de verdad.
Un diablo que no quiere despertar.

La luz pegaba fuerte entre sus ojos,
Roja como el cielo y el horizonte,
Puliendo un último llanto de locos
Porque ya estabas con alguien en ese monte,
Un ángel ha venido a acompañarte.

Levantaba mi voz al señor
Y él respondía en esplendor,
“He aquí mi dulce regalo,
El más bello ángel jamás creado”
Algo salvaje me sentía,
A pesar de todo me querías,
Con una última gota de sudor juraste
“por tus venas voy a recorrerte y adorarte”

Toque como un ángel de la muerte
Y en la noche rogaba por tu aliento,
Mordiendo el polvo para verte,
Castígame ahora y siempre si miento.
Como siempre supiste hacer.

Una última melodía escondida
Al final del disco se revela,
Una danza de fuego como la que te pedía,
Sobre las teclas se eleva
Como tú y yo al final,
Al final de todos esos temas de elegía
Que tan bien nos conocían.

2 comentarios:

inabsoluta dijo...

Hmm... Pensamos muy distinto. A mí me da igual cómo manifieste cada uno su arte, por algo se escribe de tal forma y no de otra, y es la diversidad la que nos enriquece. Prefiero textos que incomoden que silencios que no se justifican (porque hay silencios que son de por sí una obra potente, completa).

Y en lo musical, qué puedo decir, me mantengo sumida en la ignorancia musical en cuanto relaciono los acordes con tu estilo de música, pero es mejor así... Para que haya siempre temas de conversación buenos y no condescendientes =)

Cuidate Kevin

Miaecilla

Pea dijo...

La brutalidad que demuestran las anciones DÉ .. eso no te gusta?
=O
vaya tipo, creo que te hace falta disfrasarte un poco más =)
al final da lo mismo, quizas lo que llevas puesto ya sea un disfraz.