martes, 13 de enero de 2009

Noelia

Ella le había dicho que no había nada interesante que escribir sobre ella, ella no sabía que hay algo importante que decir sobre todo lo que tiene presencia en este universo, incluso sobre lo que no lo tiene.
Ella no se había percatado del toque especial que le daba a este mundo, quizás un toque invisible con una mano recatada, pero un toque no por eso menos especial que el de los fuegos artificiales a fin de año y de los abrazos hipócritas entre todos. Algún día alguien notaría su toque.

Ella no se había dado el tiempo suficiente para escuchar su voz, tan diferente y tan igual a la de todas a la vez, una voz que dejaba entre ver algo más, pero que buscaba ocultarse como ella misma.
A ella le habría acobardado escribir sobre sí misma porque quizás le habría asustado lo que pudiera encontrar, pero ella no sabía que dentro de sí había mucho por valorar, ella intentaba no verlo, intentaba no aceptarlo pero algún día alguien tendría que hacérselo entender.

A usted le parecería raro que una mujer así este sola, una mujer que tiene tanto por entregar, pero a usted le digo que todas las cosas tienen su tiempo, incluso una mujer así tiene su propio caminar y avanza a su ritmo único por las veredas de su vida.
A ella quizás todo esto y la forma de ponerlo por escrito le parecería cómico, pero es a la vez esa risa sobre todo y nada, lo que hace especial su risa, especial lo que su risa toca.
A mí me gustaría ver su expresión al absorber con entusiasmo y lujuria una buena película, ver también su repulsión por una mala producción que de todas formas no puede cambiar ni parar porque necesita ver el final, siempre necesita ver el final, especialmente de las cosas malas.
A todos nos gustaría entenderla mejor en sus reflexiones, sus verdades y falsedades pero si ni ella quiere entenderse ¿cómo hacerlo uno?
Ella pensará ahora mientras lee esto que yo hice pensando en ella, que tal vez ella pudo hacerlo mejor, ella pudo escribir sobre ella misma de manera más prolija, ¿entonces por qué no lo haces? Si yo no te conozco tan bien pero creo hacerlo, quizás porque anhelo que así sea y por eso imagino que así es.
Por todo eso te escribo esto, para incitarte a escribir sobre ti misma porque tal vez yo no lo hago tan bien como creo o imagino.

Ella reflexiona sobre estas palabras y se decide a hacerlo, a escribir sobre ella misma que es sobre lo que más tiene por escribir.
Usted estará ansioso al leer esto también como yo por leer lo que ella estará por regalarnos, porque de seguro será hermoso, de seguro ni ella espera ver en el resultado algo como lo que nosotros estaremos esperando.
Nosotros te decimos que nada puede salir peor de lo que no se hace, que así siempre ha sido y ojala permanezca así.

La recuerdo a ella escuchando lo especial que son sus ojos como si fueran palabras vacías, tal vez la repetición de los hechos aburra un poco y ese hecho sobre tus ojos lo has escuchado demasiado. Pero no permitas que eso opaque la verdad, que es la realidad sobre la maravilla de tus ojos. Y si no lo crees cuando te lo dicen mírate bien al espejo al despertar. Mírala a ella que no deja de mirarte a ti esperando que la conozcas, que la describas, que la ames, que la aceptes.

Ella no dejaba de bailar mientras caminaban por la ciudad, ella iba como perdida esperando que la encontraran, ella era en realidad algo especial…

5 comentarios:

Pea dijo...

Perdida.
Si, eso eso.
Al final se que voy a encontrar un farol, porque los barcos perdidos o van a parar al fondo del mar o se iluminan con un farol en la niebla.
Espero encontrar esa luz antes de ir a parar allá abajo.
Gracias.
Estubo realmente muy lindo.

Analfabetagamma dijo...

TE felicito, un bello retrato de esa mujer (Pea).
Me gusta el estilo que ocupas para juntar letras y formar palabras.

Nat dijo...

Me sentí .
Que atroz , lo peor? esque me cargué xD.

Abrazos caballero perseguidor :)

Anónimo dijo...

dime quien es esa mujer para poder leer sobre ella sera esa (pea)

wings_for_marie dijo...

;)